Preguntas frecuentes: Prótesis

¿Qué es una prótesis?

Las prótesis dentales son aparatos diseñados para reemplazar una o varias piezas dentales perdidas, recuperando así su estética y función.

¿Cuándo se necesita una?

Siempre que se pierda alguna pieza dental, es recomendable rehabilitarla con una prótesis. Aunque perdiendo sólo un diente, pueda parecer que la función siga intacta (se puede masticar con relativa normalidad) la ausencia de una pieza dental, puede, a largo plazo, causar modificaciones tanto en las piezas que la rodean como en el hueso y la encía. No conviene esperar a haber perdido varios o todos los dientes para reemplazarlos por prótesis dentales.

¿Qué tipos de prótesis hay?

Según la cantidad de dientes que reemplazan, las prótesis pueden ser parciales o completas.

Existen prótesis para sustituir un solo diente perdido, otra que reemplazan varias piezas dentales, contiguas o dispersas. Finalmente existen también prótesis para reemplazar todos los dientes de una o ambas arcadas.

Según su capacidad de remoción, existen prótesis fijas o removibles.

Las prótesis fijas, quedan unidas o adheridas de forma permanente, y no pueden ser extraidas por el paciente.

Las prótesis removibles son aquellas que el paciente puede quitarse y ponerse

¿Cuánto duran?

La mayoría de prótesis están diseñadas para tener una gran durabilidad, dependiendo de las características del paciente, pueden durar más de 20 años.

Es importante tener en cuenta que esta durabilidad se ve drásticamente disminuida si el paciente no sigue las pautas de mantenimiento correctamente. Cada tipo de prótesis tiene unas pautas de mantenimiento, que se le indicarán, y que hay que seguir si se quiere garantizar su larga durabilidad.